Nacimiento en fondo de cenote, en Yucatán

Un grupo de buzos yucatecos decidieron mandar felicitaciones de navidad de manera peculiar para lo cual instalaron un nacimiento en el fondo de un cenote del municipio de Tecoh, ubicado a unos 28 kilómetros al sureste de esta capital.

El ojo de agua es considerado uno de los sitios más emblemáticos de la actividad del buceo en el estado, y los buzos encabezados por el instructor Antonio Ceballos llevaron, a una profundidad de siete metros, figuras de plástico de aproximadamente 60 centímetros de María, José, el niño Dios y los tres reyes magos.

La representación fue acompañada con figurillas de menor tamaño de diversos animales colocadas a manera de pesebre en un montículo dentro del cenote que se ilumina de manera natural con el haz de luz solar que baña ese sitio.

El nacimiento que se puede apreciar desde afuera del cenote, estará en ese sitio hasta el próximo 6 de enero cuando los buzos acudirán a levantarlo.

El cenote de Nohmozón se ubica en la comisaría de Pixyah del municipio de Tecoh y es considerado de los más icónicos para la práctica de buceo. Su profundidad mínima es de seis metros y en su parte más honda alcanza los 25 metros.

COMPARTELO


Tambien te puede interesar:

No hay comentarios aún.

Dejar un comentario

Mensaje