Unicef vacuna a millones de niños nigerianos en zonas de conflicto

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunció hoy que ha logrado vacunar contra el sarampión a 4.7 millones de niños nigerianos en zonas controladas por el grupo islamista Boko Haram en tres estados del norte de Nigeria.

En un comunicado, el organismo destacó que como parte de la respuesta del brote de sarampión registrado en el noreste de Nigeria, personal de la Unicef llevó la campaña de vacunación a Adamawa, Borno y Yobe, los estados más afectados por el conflicto de Boko Haram.

“La seguridad ha mejorado en algunas áreas por lo que hemos actuado rápidamente para acceder a lugares que antes no podríamos alcanzar y proteger a los niños de la propagación de una enfermedad muy peligrosa”, indicó Mohamed Fall, representante de UNICEF en Nigeria.

Pese al logro alcanzado, el organismo reconoció que la cobertura de vacunación contra el sarampión en Nigeria sigue siendo baja, ya que sólo se inmunizó a poco más del 50 por ciento de los niños que se encuentran en las zonas afectadas por el conflicto.

Boko Haram, que en lengua husa significa “la educación occidental es un pecado”, ha aterrorizado a la población del norte de Nigeria desde 2009, perpetrando ataques contra la policía, escuelas, iglesias y civiles, además de bombardear varios edificios del gobierno y secuestrar a civiles

La declaración destacó que pese a que han recibido la vacuna, muchos niños son particularmente vulnerables por el alto grado de desnutrción que registran, situación que ha debilitado la inmunidad de la vacuna contra el sarampión y el riesgo de infecciones por las altas temperaturas.

De acuerdo con el Unicef, en 2016 se registraron en Nigeria aproximadamente 25 mil casos de sarampión en niños, el 97 por ciento en niños menores de 10 años, lo que llevó a la muerte de por lo menos un centenar de ellos.

El organismo destacó que el conflicto y el desplazamiento resultante de la violencia del grupo islamista han provocado que más de 4.4 millones niños en Nigeria requieran de asistencia humanitaria urgente, principalmente unos 450 mil niños que sufren desnutrición grave aguda.

“En colaboración con autoridades de Nigeria, Unicef ha proporcionado servicios de atención primaria para personas internamente desplazadas y las comunidades vulnerables dentro de los cuales han buscado refugio”, indicó la declaración

El Unicef también ha apoyado en la rehebilitación de clínicas de salud que han resultado dañada por los combates entre el Ejército y los islamistas, además de establecer clínicas temporales en los campamentos de desplazados para atender a 4.2 millones de personas.

Entre otros servicios, las clínicas del organismo ofrecen la vacunación sistemática, atención prenatal y obstétrica, apoyo y tratamiento en enfermedades comunes como la malaria, diarrea y neumonía, así como sarampión.

La campaña de vacunación, realizada en colaboración con el gobierno nigeriano y varias organizaciones no gubernamentales, también incluye la distribución de un suplemento de vitamina A para niños menores de cinco años para aumentar su inmunidad, así como tabletas de desparasitación.

Pese a que Unicef ha hecho progresos significativos para llevar al norte de Nigeria atención médica, tratamiento contra la desnutrición, agua potable, saneamiento y servicios de higiene, educación y protección de la infancia, la falta de financiación sigue obstaculizando sus esfuerzos.

De los 115 millones de dólares prometido en 2016, Unicef recibió sólo 51 millones, por lo que para este año, el organismo requiere 150 millones para responder a las urgentes necesidades humanitarias en el noreste de Nigeria, destacó.

Se calcula que más de 17 mil personas han muerto, la mayoría civiles, y más de 2.5 millones han abandonado sus hogares a consecuencia de la violenta lucha del Boko Haram para tratar de imponer un Estado islamista en el norte de Nigeria e imponer la Sharia (ley islámica).

COMPARTELO


Tambien te puede interesar:

No hay comentarios aún.

Dejar un comentario

Mensaje